Jon no estaba muy contento...