¿En qué escala estás?

¿Cuál es tu batalla favorita?

Déjalo estar, Netflix